Pont dels Moros

Image

Dirigiéndose hacia Otos por la carretera CV-615, a medio kilómetro de Beniatjar podremos ver a mano derecha tres grandes pinos de una singular belleza. El camino que nace de estos árboles nos lleva hasta el Pont.

El Pont dels Moros presenta un arco de medio punto, construido con piedra irregular y argamasa. Tiene una altura aproximada de 4 metros y todo indica que se trataba de un paso para salvar el barranco de la punta, entre el Castillo de Carbonera y la Beniaia (antiguo poblamiento árabe -alquería- o aldea ahora desaparecida).

El Pont dels Moros es un sitio muy estimado y apreciado por los vecinos y vecinas de Beniatjar. La última década se llevó a cabo un proyecto de restauración que ha evitado el progresivo deterioro en que se encontraba esta emblemática construcción de Beniatjar.

Forma parte de las tradiciones de los vecinos de Beniatjar acudir a este lugar durante la Pascua para comerse la mona, y este agradable lugar al pie del Benicadell siempre se encuentra lleno de gente que acude a gozar de un buen rato a la sombra de los olivos centenarios que se encuentran en el paraje y escuchar el paso del agua entre las piedras.